¿Cómo un business plan te ayudará a ejecutar
tu idea de negocio?

La ejecución es la parte más importante de un negocio. Da igual cuán buena sea una idea que si no se ejecuta bien no se tiene éxito. 

Un business plan es un primer documento que se realiza al emprender un negocio. En él se define el tipo de negocio que va a ser, cómo se va a ejecutar, cuál es la competencia, el público objetivo, el plan financiero que se va a seguir, el plan logístico, qué herramientas se van a usar para su ejecución, por ejemplo un CRM. 

Es un documento que sirve cómo guía para los primeros pasos, aunque está sujeto a cambios. 

Es importante hacerlo porque te ayudará a poner el foco y definir con claridad los pasos que va a seguir tu negocio.  Te ayudará también a analizar el mercado y saber cuál es tu posición con respecto a tus competidores y a darte cuenta de posibles errores futuros que puedas tener. 

Witei es un CRM en el que podrás gestionar toda tu información. Lleva el control de lo que ocurre con cada cliente y gana más oportunidades. Puedes ver más información aquí.

1. Define a la competencia

Pensar en que no se va a tener competencia es un error.  El 99% de las veces tu idea no va a ser original y ya habrá empresas que lo están haciendo. Estudia a tu competencia y añade una propuesta de valor a tu negocio, 

¿Por qué te deberían de elegir a ti?

Pensar en que no se va a tener competencia es un error.  El 99% de las veces tu idea no va a ser original y ya habrá empresas que lo están haciendo. Estudia a tu competencia y añade una propuesta de valor a tu negocio, 

¿Por qué te deberían de elegir a ti?

Durante este primer punto:

  • Puedes descubrir que hay muchísima competencia.
  • Hay poca competencia pero la poca que hay lo está haciendo muy bien.
  • Hay poca competencia.

Haz un cuadro comparativo y apunta todo lo que está haciendo cada negocio y todo lo que no está haciendo. Te ayudará muchísimo a saber como encauzar tus estrategias. 

2. ¿Qué tipo de negocio vas a ser?

Define tu negocio respondiendo a: qué, cómo y por qué.

Qué: qué vas  a hacer

Cómo: cómo lo vas a hacer

Por qué: por qué lo vas a hacer. En este punto no vale poner que lo haces por dinero. Tiene que haber otra razón por la que decides empezar un negocio.

Una vez respondido a las preguntas anteriores responde después a lo qué no haces.  

Cuánto más definas estos puntos más claro vas a tener el camino que vas a seguir. 

3. Define a tu público objetivo

Conocer a qué público te diriges es una de las partes más importantes.  Tienes que saber qué tipos de personas son, qué les gusta hacer, sus habilidades, motivaciones y cuáles son sus dolores o necesidades.

Cuánto más definas a tu clientes, mejor sabrás cómo tu producto puede ayudarle y por lo tanto lo venderás mejor.  Para que te hagas una idea, 7 de cada 10 negocios no tiene éxito porque a los consumidores no les interesa. Por lo tanto cuánto más sepas sobre ellos mayor probabilidad de éxito vas a tener. 

También debes pensar cuál va a ser el tamaño del mercado al que te diriges: 

  • ¿Vas a vender un producto de 15€ a 25 millones de personas? o por el contrario ¿vas a vender un producto de 25 millones de euros a 15 personas? 

Puedes hacer una ficha de cómo sería tu cliente ideal (buyer perosna) y tenerlo cómo referencia siempre.  Te ayudará a tomar decisiones cuando dudes qué camino tomar en las estrategias futuras. 

Contar con un CRM te ayudará a gestionar a los clientes.  Será más fácil analizar los tipos de clientes que tienes y su comportamiento. Por ejemplo, con el CRM de Witei puedes hacer listados de clientes. 

Imagina que quieres analizar a todos los clientes que se han dado de baja de tus servicios. Puedes sacar un listado de todos esos clientes con Witei y analizar el por qué de su baja. 

Analizar dará lugar a que puedas mejorar. 

4. Necesidades y soluciones

Ahora que conoces cómo van a ser tus clientes ideales piensa en la necesidades que tiene y cómo tu producto va a ayudarles a solucionarlo. 

A través de las necesidades podrás generar más interés y deseo en tu producto o servicio aumentando las ventas. 

5. Define en donde te gustaría estar

Define tus primeros objetivos: cuantas ventas o clientes te gustaría tener pasado un mes, dos, tres y así durante un año. 

Luego cómo vas a hacer para conseguirlo, qué medios vas a emplear y qué vas a hacer en esos medios.

Por ejemplo: 

  • Anuncios pagados de Facebook e Instagram
  • Marketing de contenidos
  • Email marketing
  • Campañas telefónicas todos los meses

En este artículo te explico todas las formas que tienes para promocionar un producto que no te puedes perder. 

6. Plan financiero

Una vez sepas los medios que vas a emplear toca hacer el plan financiero para saber cuánto invertir. Por ejemplo:

  • Coste del producto
  • Coste de personal
  • Coste de elaboración
  • Distribución
  • Costes de marketing
  • Gastos fijos: son los gastos que no varían y que un negocio necesita para sobrevivir. Por ejemplo: el alquiler del local.  No tienen porqué ser gastos mensuales. La parte de fijo se refiere al hecho de que no van a variar independientemente del volumen de producción o ventas de la empresa. 
  • Gastos variables: son aquellos gastos que si varían según la producción o ventas que tienes. Como por ejemplo el coste por embalaje o empaque, la mano de obra por necesidad de producción…

7 . Plan logístico

Piensa en lo que vayas a necesitar todos los días y busca las herramientas que mejor te van a ayudar.

Por ejemplo, un CRM como el de Witei para gestionar toda la información de tus clientes, productos.

A medida que vayas creciendo irás necesitando demás herramientas, En este artículo te explico como escalar tu negocio. 

8. Haz un DAFO

Finalmente haz un DAFO: amenazas, oportunidades, debilidades y fortalezas. 

Fortalezas: ¿en qué te diferencias con tu competencia? ¿Qué sabes hacer mejor?

Debilidades:  ¿Qué haces peor? 

Amenazas: elementos externos al negocio que son negativos al negocio.

Oportunidades: elementos externos al negocio que 

El Dafo te ayudará a definir estrategias que deberías de poner en marcha para aprovechar las oportunidades detectadas y prepárate contra las amenazas encontradas, teniendo siempre en cuenta tus fortalezas y debilidades. 

 

Estás listo para comenzar tu aventura

Una vez tengas listo todos estos puntos, tendrás claro los puntos y cómo empezar a ejecutar tus ideas. Aunque ésto es solo el principio. Te recomiendo que uses la herramienta de Trello para ordenar todos los pasos que tienes que hacer y un CRM como el de Witei para que puedas empezar a gestionar tu negocio desde el minuto 0 de forma organizada.