favicon witei

Adiós al carrito abandonado: 10 estrategias para evitarlo

carrito-abandonado

¿Has detectado que muchas personas entran en tu tienda online, pero la abandonan sin comprar? ¿Tienes una alta tasa de carrito abandonado? ¿No sabes qué está causando que los usuarios no complementen el proceso de venta y, mucho menos, cómo remediarlo? 

WIT - TOFU - Infografía para captar nuevos clientes - TEXT

El carrito abandonado hace referencia al número de personas que envían productos al carrito de compra en una web pero, finalmente, no terminan la transacción. Por tanto, cuando gestionas un e-commerce, este concepto se convierte en un importante indicador de ventas y, en muchas ocasiones, también en un auténtico quebradero de cabeza. Es muy frustrante ver cómo los consumidores navegan por tu web (les interesa), seleccionan artículos (les gustan), los incorporan a sus carritos (los quieren)… y se van, dejándote con la miel en los labios. 

Y es algo habitual. Según un estudio de SaleCycle, el 79,57% de los usuarios que iniciaron una compra en internet en 2021 no llegaron a completar el proceso. Esto significa una pérdida de siete de cada diez potenciales clientes. ¿Qué puedes hacer con estos casos de carrito abandonado? Te contamos las claves para reducir la tasa de abandono en tu negocio online. 

¿Cuáles son las causas de que los usuarios abandonen el proceso de compra?

Los motivos que pueden llevar a una persona a entrar en tu tienda online y salir de ella con las manos vacías son muy diversos y no siempre responden a problemas u obstáculos del negocio. De hecho, el 58,6% de estos usuarios no tenían intención de comprar; solo estaban curioseando, según un estudio de Baymard Institute. Es decir, sería el equivalente a ver escaparates en el mundo offline. 

Ahora bien, respecto a esos internautas que sí acceden a tu web para comprar, ¿qué les echa para atrás?

  1. Costes adicionales demasiado elevados. 
  2. Obligatoriedad de crear una cuenta.
  3. La entrega fue demasiado lenta.
  4. Falta de confianza.
  5. Proceso de pago demasiado largo o complicado.
  6. No puede ver el costo total del pedido por adelantado.
  7. El sitio web tenía errores o se bloqueaba en el proceso. 
  8. La política de devoluciones no fue satisfactoria.
  9. No había suficientes métodos de pago.
  10. La tarjeta de crédito fue rechazada.

¿Qué puedes hacer para reducir la tasa de carrito abandonado? 

Como ves, muchos de estos impedimentos en la culminación de la compra pueden ser corregidos, mejorando así la tasa de conversión de tu e-commerce. ¿Qué acciones puedes poner en marcha? Estas son algunas soluciones al carrito abandonado: 

  1. Integra una opción de “Comprar más tarde”. Esos usuarios ‘curiosos’ que solo han entrado en tu tienda para mirar puede que se conviertan en clientes en un futuro. ¿No te ha pasado que has ido de shopping a un centro comercial y tras mirar una prenda en varias tiendas, has vuelto a la primera a por el artículo que viste en primer lugar? En internet, ocurre lo mismo. Es habitual que los consumidores consulten varias opciones antes de decidir la compra. Si añades una pestaña de “Comprar más tarde” o “Enviar el carrito a tu email” en tu tienda online, permitirás que estas personas encuentren de nuevo tu producto fácilmente si vuelven a buscarlo. 
  2. Favorece la comunicación. En el momento de la compra, al potencial cliente pueden surgirle algunas dudas. Si no consiguen resolverlas rápidamente, es probable que suba la tasa de carrito abandonado. De ahí que implementar una buena comunicación durante el proceso de compra, como fichas de productos con toda la información relevante (imagina una guía de tallas si vendes zapatillas) o chatbots de asistencia al usuario, por ejemplo, sean buenos sistemas para atender estas consultas de forma eficiente y no perder ventas. 
  3. Sé transparente. ¿Cuál es el precio final con impuestos? ¿Qué gastos de envío tiene el pedido? ¿Hay stock? ¿Qué canal de distribución se va a usar? ¿Cuánto tarda en llegar el paquete? ¿Se puede devolver el artículo? Toda esta información es crucial para que el usuario se sienta seguro con la compra, así que no te olvides de darla a conocer de forma clara y visible. 
  4. Permite compras como invitado. Para muchos ciudadanos, tener que crear un perfil de usuario para comprar un producto es un trámite engorroso que les hace desistir. ¿Qué puedes hacer para no perder a este segmento de tu público? Instaura una opción de compra como invitado. Este sistema simplifica el proceso, ya que solo requiere un correo electrónico. 
  5. Aporta valor al registro como usuario. ¿No quieres renunciar a los datos del cliente? En ese caso, es importante que ofrezcas algún incentivo para que los consumidores se registren, como descuentos en la primera compra, acceso a promociones exclusivas, prioridad en ventas flash…  
  6. Refuerza la seguridad. La confianza es clave en el entorno digital. Si tu e-commerce no cumple con unas medidas de seguridad mínimas, es muy probable que tu tasa de carrito abandonado sea muy alta. Para dar garantías a los usuarios, no te olvides de incluir un certificado SSL, con el que obtendrás el https o el candado que aparece en la URL y que asegura que es una tienda segura, y tramita sellos de seguridad de terceros, como el de Confianza Online. Las opiniones de otros clientes sobre el producto en cuestión también funcionan muy bien para ganar la confianza del usuario. 
  7. Reduce al máximo los pasos e incluye paginación si es preciso. Vivimos en un ritmo frenético y nadie quiere dedicar más de lo necesario en una compra. Menos aún en internet. Evita que el usuario se desespere sintetizando el proceso de compra al máximo posible. Y si es preciso que el internauta pase por varias fases dentro del carrito, al menos, incluye una paginación al inicio para que sepa en qué punto se encuentra y cuántos pasos más le quedan para finalizar el pedido. 
  8. Amplía los métodos de pago y facilita opciones de pago flexible. La tarjeta de crédito o débito, Paypal o las transferencias son los métodos más comunes para comprar online, pero cada vez son más los ciudadanos que optan por fórmulas alternativas. Si proporcionas otras formas de abono, como Bizum, pago por tecnología biométrica, códigos QR o pagos por link, te asegurarás de que ningún usuario deje de adquirir tus productos porque no encuentra su método de pago preferido. También es un plus para cerrar ventas si puedes facilitar opciones de financiación o de pago fraccionado, especialmente si la cuantía es elevada. 
  9. Haz remarketing. ¿Y qué ocurre cuando el usuario ya ha abandonado su carrito? El remarketing puede ayudar a recuperar su atención mientras navega. ¿Te has dado cuenta de que, tras buscar un hotel o un vuelo, por ejemplo, ese alojamiento o ese billete te persigue por el resto de páginas web? Así funciona esta estrategia publicitaria, en la que puedes usar el marketing de afiliación para promocionar un producto o servicio concreto en el que la persona ha mostrado interés. 
  10. Utiliza el email marketing como recordatorio. Las campañas de mailing son otra poderosa herramienta para reconducir al consumidor interesado en cliente. Con la herramienta de email marketing de Witei, por ejemplo, puedes diseñar fácilmente cadenas de emails por goteo y lograr aumentar tus ventas un 20%. Puedes hacerle un recordatorio de los productos, aclarar dudas, exponer las ventajas del producto, informar sobre políticas de financiación…, todo de forma totalmente personalizada y con la intención de convencerlo respecto a la compra. 

Estas 10 estrategias te ayudarán a combatir de forma efectiva y asequible las causas más habituales de carrito abandonado y a impulsar tus ventas. Siéntete como un Julio César del e-commerce logrando que el mantra de tus usuarios sea “Vine, vi, adquirí”. 

WIT - TOFU - Infografía para captar nuevos clientes - POST

¿Te ha gustado este artículo?

Entonces déjanos tu correo para enviarte el próximo y ser el primero en leerlo. Nunca más de 1 email a la semana.

Compartir en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¡Sigue aprendiendo!