favicon witei

¿Qué es un proyecto de viabilidad? Variables a tener en cuenta

proyecto-de-viabilidad

Toda empresa empieza con un sueño: un producto/servicio y un proyecto con el que dar forma a esa ambición (anhelo, aspiración, deseo…)

WIT - TOFU - Guía de Marketing Digital para pymes - CTA Text

Analizar el proyecto de viabilidad de una marca o empresa es tan importante o más que el tipo de negocio o de proyecto en sí. ¿Por qué? Porque a través de este estudio sabremos si el nuevo negocio puede aportar beneficios o si solo es una idea utópica que no se podrá realizar.

¿Qué es un proyecto de viabilidad y por qué es tan necesario?

A través del proyecto de viabilidad una marca analiza las posibilidades de tener éxito con el lanzamiento de un producto o servicio o con cualquier otro plan que pretenda realizar. Además, siempre es el primer paso que se debe dar antes de constituir una empresa.

Su importancia se explica por los resultados que arroja:

  • Ayudar a evitar inversiones en negocios destinados al fracaso.
  • Permite descubrir al fundador nuevas ideas para que su proyecto sea viable.

Si se comprueba que un proyecto es viable, las posibilidades de éxito y de generar beneficios pueden convertirse en un realidad a corto, medio o largo plazo.

Pero hay más razones que explican la necesidad de realizar este tipo de análisis. Además de comprobar si una inversión puede o no tener éxito, los proyectos de viabilidad permiten a las empresas tener una visión más completa sobre su presupuesto, sus recursos técnicos o sus propias debilidades y fortalezas. Gracias a los estudios de viabilidad se pueden reestructurar planes y adecuarlos a la capacidad real de la empresa.

Fases y tipos de proyectos de viabilidad

Cada proyecto es diferente. Las necesidades y objetivos de la empresa varían y de ahí que haya que realizar diferentes estudios. Sin embargo, todos ellos tienen características comunes: hay que hacer análisis del entorno socioeconómico, de la demanda, técnicos y de carácter legal.

Sobre los tipos o fases, Miguel García, profesor de Diploma Internacional de Preparación y Evaluación de Proyectos de Inversión de ESAN, habla de seis estudios de viabilidad de proyectos:

  • Viabilidad estratégica: a través del cuál se determina la conveniencia para la empresa de ejecutar ese proyecto. Aquí entrarían aspectos como el período de tiempo establecido para su ejecución o si el plan es compatible con las necesidades del negocio.
  • Viabilidad comercial de un producto o servicio:  es necesario conocer si existe demanda o necesidad de ese producto o servicio en el mercado. Si no es así, de nada sirve comercializar algo que no se venderá.
  • Viabilidad técnica: ¿tiene la empresa los medios técnicos adecuados para competir en el mercado de manera eficiente? ¿Su capital humano está preparado para llevar a cabo el nuevo proyecto?
  • Viabilidad administrativa: el estudio de la capacidad organizacional de la empresa a la hora de llevar a cabo un proyecto.
  • Viabilidad legal y ambiental: es preciso saber si el plan respeta la normativa legal y al medio ambiente contribuyendo a su conservación. El análisis Pestel  es una herramienta de gran ayuda para estudiar la viabilidad de un proyecto en estos aspectos.
  • Viabilidad económico-financiera del proyecto: el estudio se fija tanto en los costes como en los beneficios del nuevo plan

Cómo validar un proyecto

Existen varias formas de hacerlo pero en todas ellas se debe dar respuesta a determinadas cuestiones:

  • ¿Cómo es el cliente ideal del proyecto? Cuánto mejor se conozca al público objetivo más posibilidades habrá de hacer realidad ese proyecto. ¿Qué hace? ¿Qué necesita? ¿Qué espera? o ¿Qué dificultades tiene?
  • Validar una propuesta de valor: esta debe cubrir la necesidad de un determinado segmento y para comprobar que efectivamente es así es preciso hacer un estudio de mercado.
  • Validar el mercado objetivo. Es posible que tu propuesta sea válida para tu cliente ideal pero ¿cuáles son las circunstancias del mercado donde quieres emprender ese nuevo proyecto? A lo mejor tu idea de ofrecer hardware a un público joven es válida porque cubre la necesidad de un sector de la población. Pero la situación de la tienda física puede no ser la mejor por haber ya 3 o 4 negocios dedicados a lo mismo en la zona. El número de competidores también es importante a la hora de decidir si un proyecto debe salir adelante o no.
  • Validar la estructura interna de tu empresa. La propuesta de valor puede ser acertada, tiene un público objetivo al que llegar y también un mercado. Pero tal vez, tu firma no esté en condiciones de emprender un proyecto nuevo por la falta de recursos técnicos o humanos adecuados.

Todos estos pasos son fundamentales para realizar un proyecto de viabilidad adecuado. Su importancia para el éxito de un negocio es tal que una empresa que no lo haga está abocada al fracaso. Con él no solo podemos identificar las limitaciones u oportunidades de nuestra empresa, nos ayuda también a tomar decisiones basadas en datos objetivos y fiables.

WIT - TOFU - Guía de Marketing Digital - CTA Post

¿Te ha gustado este artículo?

Entonces déjanos tu correo para enviarte el próximo y ser el primero en leerlo. Nunca más de 1 email a la semana.

Compartir en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¡Sigue aprendiendo!