favicon witei

¿Qué tipos de publicidad existen en 2021?

tipos de publicidad

Cerca de 10.794 millones de euros. Este es el gasto en publicidad registrado en España en 2020, según Statista. Puede que estés pensando en anuncios en radio o prensa o en banners en internet, pero lo cierto es que cada vez son más los tipos de publicidad a los que pueden recurrir las empresas. A la par que las nuevas tecnologías amplían los formatos de marketing, los canales tradicionales también exploran nuevas vías para captar clientes. ¿Conoces todas las posibilidades online y offline a tu disposición para atraer a tu público objetivo en 2021? 

Tipos de publicidad offline

La publicidad offline, es decir, aquella que se desarrolla en entornos no digitales, sigue manteniendo la supremacía, acaparando el 55% de la inversión, aunque cada vez cede más terreno a los formatos online. 

Dentro de esta modalidad, en la actualidad existen los siguientes tipos de publicidad: 

  • Televisión. Los tipos de publicidad en televisión incluyen varios formatos: 
    • Spot. Es el equivalente a la cuña en la televisión, es decir, un montaje de entre 10 y 60 segundos que se emite durante las pausas publicitarias.  
    • Patrocinio. Una compañía puede patrocinar un programa o un espacio específico. Los puedes ver muchas veces en los informativos, cuando pasan a la información deportiva o meteorológica con un anuncio promocionando la sección. 
    • Publicidad estática. Se refiere a la publicidad que se expone en segundo plano en las emisiones, como las vallas con anuncios que hay en los partidos de fútbol y que son vistas por los telespectadores de forma indirecta. 
    • Sobreimpresiones. Consiste en la publicidad que aparece sobreimpresa en algún punto de la pantalla a lo largo de una retransmisión. También es muy frecuente en las retransmisiones deportivas. 
    • Publirreportaje. Son mensajes publicitarios cubiertos de un carácter informativo en los que se da a conocer un producto o una marca, haciendo hincapié en la novedad o beneficios que aporta la empresa, como ocurre con en los espacios para mostrar las prestaciones de un nuevo coche en los programas de automovilismo. 
    • Product Placement. Es la inserción de un producto o marca durante el desarrollo de un contenido audiovisual, principalmente en cine y series, ya sea en segundo plano o siendo utilizados por los protagonistas. Un ejemplo sería el brick de leche que se ve sobre la encimera en una escena de desayuno. 
    • Televenta. Otra opción de publicidad televisiva son esos anuncios/programas -generalmente emitidos de madrugada o en cadenas secundarias- en los que se realiza un alegato directo sobre el producto o servicio. Seguro que te suenan los infocomerciales de Galería del Coleccionista. 
  • Radio. Dentro del sector radiofónico, también puedes utilizar diferentes canales: 
    • Cuñas publicitarias. Son los anuncios tradicionales que se escuchan en las pausas de los programas de radio. 
    • Espacios publicitarios. Igual que en televisión, se trata de patrocinio de espacios radiofónicos, asociando la marca a un programa o sección concreta. Quizá recuerdes el mítico anuncio de Puritos Farias como patrocinador de Carrusel Deportivo. 
    • Palabras. Consiste en que el locutor introduce una mención a los productos o servicios de una empresa de forma más natural dentro de su discurso. Son frecuentes en las emisoras de radiofórmula. 
  • Prensa. Si prefieres utilizar este tradicional soporte publicitario, puedes decidir entre diferentes opciones: 
    • Anuncio gráfico. Es el más común y se trata de una creatividad que mezclan imagen y texto que se inserta en la publicación con diferentes tamaños: faldón, robapágina, media página, página completa, doble página… Para llamar la atención, hay empresas que optan por formatos más llamativos, como el punto (un círculo con el anuncio en mitad de la página) o espacios transversales; incluso puedes realizar una campaña más agresiva contratando la cubierta completa del periódico. 
    • Publirreportaje. Se produce cuando la compañía es presentada bajo un tono informativo, como si se tratara de una noticia o reportaje. Eso sí, debe constar que es un espacio pagado y por eso se puntualiza en algún lugar de la página que es un espacio patrocinado. 
    • Encarte. Otra posibilidad es insertar un folleto o desplegable independiente entre las páginas del periódico o revista. 
    • Clasificados. Se trata de la inserción de textos en las páginas de clasificados, usados principalmente por inmobiliarias, empresas de trabajo temporal o negocios de segunda mano. 
  • Telefónica. Se refiere al contacto telefónico con los consumidores para ofrecer los productos y servicios de la compañía. Es muy habitual en las compañías de seguros o de internet y telefonía.
  • Publicidad por SMS. En este caso, el contacto con el cliente se produce a partir de mensajes de texto a quienes han dado su consentimiento para ello. Suele usarse para dar a conocer ofertas puntuales o informaciones urgentes y es importante no saturar a los destinatarios y que lo consideren SPAM.  
  • Vallas publicitarias. Engloban aquellos soportes de gran formato en los que se insertan las creatividades de las empresas. En un recurso muy variado: más grandes o pequeñas, fijas o móviles, en postes o marquesinas, impresas o digitales… Incluso pueden convertirse en un elemento mítico: piensa en las pantallas de Times Square o el famoso toro de Osborne. 
  • ‘Street marketing’. Una de las últimas incorporaciones a los tipos de publicidad offline es esta técnica de marketing, consistente en realizar acciones con impacto visual que convierta a la empresa en el centro de todas las miradas. Es el caso de Folgers Coffee, una marca de café que transformó las alcantarillas de Nueva York en tazas de café, o de Ikea, que acondicionó paradas de autobús con sillones de la firma sueca. 
  • Buzoneo. Esta alternativa publicitaria, en la que se distribuyen flyers de puerta en puerta, es especialmente útil para negocios que quieren aprovechar la proximidad geográfica con su público objetivo, como un fontanero que trabaja en una zona o un nuevo local de comida a domicilio. 
  • Merchandising. Abarca todos aquellos artículos con el logo o eslogan de la compañía que son entregados a modo de obsequio al público objetivo como recordatorio de la marca. Y pueden ser muy útiles; según los estudios, nueve de cada diez consumidores asegura que recuerda la firma que se lo entregó. 
  • Eventos. Otra forma de atraer al cliente potencial es organizar ferias, talleres, formaciones y todo tipo de actividades de interés para el target y donde puedes dar a conocer tu producto o servicio. Puede ser desde un concierto en un restaurante o pub, para aumentar la afluencia de personas, hasta contratar un stand en una feria especializada u organizar un showroom para mostrar la nueva temporada de una marca de ropa. 
  • Escaparates. Si tu negocio tiene local físico, los escaparates también son una buena opción para dar publicidad a tu empresa. Un escaparate vistoso es un excelente reclamo que invite entrar a los viandantes y también puedes utilizarlo para anuncios de promociones u ofertas, por ejemplo. 
  • Boca a boca. Las recomendaciones personales siguen funcionando muy bien y cuando alguien está pensando en comprar un producto de cierto importe, suele buscar referencias de sus conocidos. Así, una persona que está buscando nuevo coche, indaga en su círculo cercano sobre las distintas marcas antes de tomar una decisión. 

Tipos de publicidad online

La irrupción de internet abrió las puertas a un mundo de posibilidades publicitarias que no para de crecer. De hecho, mientras que en 2010, esta categoría solo representaba algo más de 13% de la inversión total en España, el pasado año aglutinó el 45% del gasto publicitario de las compañías. 

¿Cómo puedes aprovechar el entorno digital para atraer y fidelizar a tus clientes? Estos son los tipos de publicidad online más relevantes en 2021: 

  • Display. Viene a ser el ‘alter ego’ del anuncio gráfico de prensa en soporte online y consiste en un banner -estático o dinámico- en un espacio específicamente diseñado para ello, enlazando con una página de la compañía. Puede ser contratado directamente con la web en la que aparece (como ocurre con las ediciones digitales de los periódicos) o a través de Google Adwords (que hace que se visualice el anuncio en base al interés del internauta). 
  • Retargeting. Gracias a los algoritmos que se esconden en la red, es posible que tu banner sea mostrado a aquellas personas que previamente han visitado tu página web. Seguro que, después de mirar hoteles para tu próximo viaje, los anuncios de los alojamientos te han ‘perseguido’ durante la navegación, ¿verdad? 
  • SEM. ¿Quieres aparecer en las primeras posiciones de resultados de los buscadores de internet? En ese caso, debes planificar una estrategia SEM (Search Engine Marketing), que consiste en pagar para que se muestre tu empresa en los buscadores (en la página principal, pestaña de shopping, de vídeos…)  en función de unas palabras clave que te acerquen a tu target. Puedes reconocer este tipo de publicidad abriendo Google y viendo los primeros enlaces, junto a los que podrás leer la palabra “Anuncio”. 
  • SEO. Otra forma de aparecer entre los primeros resultados de internet es mediante una estrategia SEO (Search Engine Optimization). En lugar de pagar por un anuncio, el trabajo pasa por optimizar la página web y perfiles sociales de la compañía con diseños responsive, urls amigables, keywords copywriting, linkbuilding, estructura web, actualización constante… De este modo, harás ver al buscador que tu contenido es interesante para los usuarios y, por tanto, te mostrará entre los primeros resultados.  
  • Redes sociales. Las redes sociales también se han convertido en un auténtico escaparate para las marcas, en un doble sentido. Por un lado, las principales redes han incorporado planes publicitarios para que las empresas puedan insertar anuncios con un funcionamiento similar al SEM. Por otro, la difusión de contenidos, creación de eventos, organización de sorteos y concursos, etc.  a través de los perfiles es fundamental hoy día para hacer branding de marca. 
  • Marketing de contenidos. En los últimos años se ha impuesto un modelo de inbound marketing en el que se busca atraer a los potenciales clientes a partir de contenidos que sean de su interés. Esta vía para publicitar la compañía incluye, por ejemplo, la publicación de posts, ebooks o infografías en la web sobre temas atractivos para el público objetivo. 
  • Guest blogging. Se trata de generar artículos de interés para el lector pero, en lugar de utilizar los soportes propios, se publican en otra página, como una colaboración en la que se incluyen referencias y enlaces hacia el autor del texto. 
  • Email. Es un clásico dentro de los tipos de publicidad online, pero con el paso de los años se ha perfeccionado. Inicialmente, las campañas de mailing se limitaban a mandar información generalizada a una base de datos con la esperanza de que captaran la atención. Hoy día, gracias a las herramientas tecnológicas, es posible personalizar todo el proceso en función de la fase de compra en la que se encuentre cada destinatario y sus intereses y características, facilitando su entrada en el embudo de conversión. 
  • Vídeo marketing. Los contenidos audiovisuales son los reyes de internet. En este sentido,  de acuerdo con un estudio de Sizmek, el público es 27 veces más propenso a hacer clic en un anuncio de vídeo que en un anuncio de banner normal. Puedes optar por pagar anuncios en Youtube,aliarte con algún influencer que hable del producto o servicio o generar contenido audiovisual propio y de calidad para obtener un posicionamiento orgánico. 
  • Podcasts. Para sorpresa de muchos, el mercado de los podcasts sigue en aumento. En España, el consumo de estos programas de audio bajo demanda creció un 25% durante el confinamiento y se estima que la industria del podcast generará 1.000 millones de dólares en Estados Unidos en 2021. Por tanto se han convertido en un soporte ideal, tanto para insertar anuncios y patrocinios, como para crear este tipo de contenido y atraer a tu buyer persona. 
  • Eventos digitales. Son el equivalente a los eventos offline y, como tales, consisten en organizar actividades de interés para el target en cualquier plataforma digital, como un webinar a través de Youtube o un concurso en Facebook. El objetivo es que los consumidores se interesen por el tema y se inscriban. De este modo, puedes dar a conocer la marca y, al mismo tiempo, obtener leads de calidad. 

¿Por qué y cómo invertir en publicidad?

En un mercado saturado, donde hay una sobreexposición informativa, lo que marca la diferencia para que una persona se decante por un producto y otro es, en gran medida, la comunicación. De ahí la importancia de la publicidad para conseguir los siguientes beneficios

  • Mejorar la reputación de la firma. 
  • Potenciar su visibilidad en la sociedad. 
  • Diferenciarse de la competencia. 
  • Difundir las propuestas de valor. 
  • Dar a conocer nuevos lanzamientos de la empresa. 
  • Posibilitar el diseño de acciones personalizadas a partir del análisis del público. 
  • Captar clientes nuevos
  • Fidelizar a los clientes.
  • Mejorar las ventas.

Ahora bien, para que los diferentes tipos de publicidad sean efectivos, debes tener en cuenta los siguientes pasos

  • Crear un mensaje uniforme. En él, se debe puntualizar cuáles son los valores, atributos y estilos que van a marcar todas las acciones de marketing. Se trata de plasmar en términos generales la imagen de empresa que se quiere dar a conocer. 
  • Adaptación de la estrategia. No obstante, este mensaje debe ser desarrollado de forma diferente en función de los objetivos y del público al que se dirija. No es lo mismo un anuncio para mejorar la reputación que otro para difundir ofertas puntuales con las que dar salida al stock, ni debes usar el mismo estilo si te diriges a un público adulto que a otro más joven. 
  • Elegir los soportes publicitarios adecuados. Lo mismo ocurre con los tipos de publicidad, deben ser planificados según cada caso concreto. Así, un anuncio en prensa o en radio tendrá más impacto para un producto específico para personas ancianas, mientras que un spot en Youtube o un anuncio en TikTok será ideal para un target adolescente. Esto no significa que no se pueda mezclar publicidad online y offline. Por ejemplo, una campaña de un nuevo refresco puede ser un éxito si se complementa un anuncio en Spotify con una original acción de street marketing o, en un restaurante, se puede intensificar el boca a boca con la inclusión de valoraciones en Google. 
  • Ser creativo. Conviene ser innovador para llamar la atención de los consumidores, cada vez más saturados. Códigos bidi en los anuncios impresos, realidad aumentada en los flyers, vídeos que invitan a interactuar en paneles digitales de las marquesinas… ¿Sabías que, por ejemplo, ya es posible estar viendo una serie y conocer de qué firma es el vestido de la protagonista?. 
  • Analizar la repercusión de las acciones. Como en cualquier proceso, la evaluación es un paso fundamental para conocer qué está funcionando y qué no y poder readaptar la estrategia. 

Como ves, las posibilidades para dar a conocer a tu empresa son enormes, igual que las herramientas tecnológicas para diseñar y poner en marcha acciones de marketing con un alto rendimiento. Así, en Witei contamos con útiles instrumentos para gestionar las acciones publicitarias que ponemos a disposición de las empresas de forma gratuita. 

Entre otras soluciones, hablamos de herramientas para crear campañas de email o por SMS de forma sencilla y automatizada o para poner en marcha campañas de mailing por goteo, lo que te permite programar una secuencia de emails, que se envían en función de la respuesta del consumidor, y con la que aumentarás en un 20% tus oportunidades de venta. Gracias a todas nuestras funcionalidades, podrás segmentar a tu público objetivo, organizarlo por intereses, personalizar tu mensaje en cada caso, obtener resultados exhaustivos del impacto de cada acción o responder de forma inmediata a cualquier mensaje.  

¿Quieres ser el ‘Top of mind’ de tu sector? Te invitamos a crear una cuenta gratuita en Witei y explorar todas las posibilidades de CRM, ventas, marketing y atención al cliente a tu alcance para gestionar tu cartera y mejorar tus ventas. ¡No esperes más para conocer lo que podemos hacer por ti!

¿Te ha gustado este artículo?

Entonces déjanos tu correo para enviarte el próximo y ser el primero en leerlo. Nunca más de 1 email a la semana.

Compartir en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¡Sigue aprendiendo!