favicon witei

Ejemplos de benchmarking competitivo para destacarse en el mercado

benchmarking-ejemplo

Si tu empresa busca ser la mejor, debe compararse con las mejores de su mercado. Para lograrlo, te ayudaremos con algunos ejemplos de benchmarking competitivo que es hoy en día el proceso de comparación referencial más utilizado, aunque no el único. 

WIT - TOFU - Guía de Marketing Digital para pymes - CTA Text

Antes de comenzar con los ejemplos, es clave detenernos en algunos conceptos básicos para comprender verdaderamente de qué hablamos cuando nos referimos al benchmarking, como se realiza y cuáles son sus ventajas. ¡Empecemos!

¿Qué es el benchmarking?

El benchmarking es un método de gestión que usan las empresas para comparar sus procesos, formas de trabajo, sus productos o servicios con otras organizaciones y mejorar así su eficiencia y productividad para ser más competitivas.

En otras palabras, por medio del benchmarking se pueden identificar las mejores prácticas de las empresas, competidoras o no, y adaptarlas a la tuya. Es aplicable en todos los niveles y procesos, desde una manera de gestionar los pedidos, un enfoque de comunicación de un producto, hasta una política de ética corporativa o gestión medioambiental que está dando resultados favorables en la competencia. 

En conclusión, el benchmarking pone el foco en mantener la competitividad de la empresa en el mercado, por medio del análisis constante de las tendencias de los referentes de la industria, con el fin de identificar oportunidades de mejora. 

Importancia de realizar un benchmarking

Realizar un benchmarking es absolutamente necesario, independientemente del tipo y tamaño de la empresa. Entre sus principales ventajas podemos mencionar las siguientes: 

  • Promueve cambios: es natural que las organizaciones prefieran mantener formas de trabajo tradicionales, a pesar de que ya no resulten eficientes. El benchmarking es una manera de abrir los ojos a nuevos métodos y prácticas y a apostar por la innovación.

  • Aprendizaje continuo: una empresa que no aprende ni se actualiza continuamente está condenada al olvido. Sin un análisis sobre la cultura de la época, por ejemplo, la organización podría seguir dirigiendo sus esfuerzos a posicionar productos de limpieza en el segmento “mujeres” o “amas de casa”, sin identificar la fuerte presencia de los movimientos feministas. El aprendizaje continuo ayuda a evolucionar y mejorar la efectividad de cada decisión.

  • Es una práctica económicamente eficiente: si bien el benchmarking puede implicar una importante inversión de tiempo, no representa grandes costes para la empresa. Además, se puede involucrar a los colaboradores de diferentes áreas lo cual aumentará su motivación e impactará positivamente en la productividad y la optimización del tiempo.

Tipos de benchmarking

Existen al menos 4 tipos de benchmarking que se pueden realizar:

1. Benchmarking genérico

Es un benchmarking enfocado en comparar los procesos y las operaciones de tu empresa con los mejores procesos y operaciones que existan externamente, sin importar si se trata de tu misma industria y si están pensados para el mismo fin. Imaginemos que tu empresa se dedica al control y transporte del equipaje en una terminal de bus. Con un benchmarking genérico podrías descubrir que, imitando la manera en que un supermercado utiliza los códigos de barras, optimizarías tus mecanismos de seguridad ante el extravío de una maleta. 

2. Benchmarking funcional

Es parecido al genérico porque busca comparaciones generales fuera de la industria, pero se diferencia en que este tipo de benchmarking identifica y analiza prácticas parecidas dentro de funciones similares. Como ejemplo se puede mencionar el caso de una aerolínea que busca mejorar sus servicios de atención a los usuarios de primera clase, y realiza un estudio comparativo con los servicios de atención al cliente de hoteles de lujo o de usuarios de tarjetas de crédito premium. 

3. Benchmarking interno

Es una comparación entre los diferentes equipos que conforman tu empresa. Por ejemplo, si estás muy satisfecho con los resultados obtenidos por el equipo de marketing pero no sucede lo mismo en el área de operaciones, puedes analizar por medio de un benchmark interno qué es lo que está haciendo mejor un área que otra, cómo se pueden imitar las buenas prácticas y maximizar sus resultados.

4. Benchmarking competitivo

Dejamos este para el final porque es el tipo de benchmarking más utilizado por las empresas en la actualidad. Es un método que permite realizar una comparación exhaustiva entre los productos, servicios y procesos de la empresa en relación a sus competidores directos. De esta forma, la compañía puede asegurarse que está alineada a los estándares y a las mejores prácticas comerciales de su nicho o mercado.

Entre los objetivos principales que persigue el benchmarking competitivo se encuentran los siguientes:

  • Tener más conocimiento de los competidores y del mercado para tomar mejores decisiones
  • Aumentar la calidad de los productos o servicios ofrecidos
  • Encontrar puntos de diferenciación en relación a la competencia

Tres ejemplos de benchmarking competitivo

1. Comparar servicios y atención

Una tienda física de productos de cosmética notó una drástica caída de las ventas en el último semestre. Su equipo de marketing tomó la decisión de analizar a su competidor más directo. Por medio del benchmarking, recolectó grandes cantidades de comentarios de los consumidores de la competencia y los comparó con los suyos. 

El resultado arrojó que sus propios clientes identificaban una disposición poco atractiva de los productos en la tienda, además de un deficiente servicio al cliente, especialmente ante algún incidente en la posventa. 

Con estos datos, la compañía decidió implementar mejoras en el punto de venta, renovar las estanterías y mostrar ofertas más atractivas, lo que logró que el negocio tomara impulso nuevamente y recuperara una buena posición en el mercado.

2. Comparar costes y precios

Una compañía líder en el mercado de las impresoras y fotocopiadoras se vio abrumada por la irrupción de nuevas empresas que comenzaron a ofrecer precios de venta al público mucho más económicos que sus propios costes de producción.

El área de operaciones, junto a los equipos de compras, ventas y marketing planificaron un benchmarking competitivo para investigar y analizar los métodos, procesos, materiales y productos con los que estaban trabajando estas nuevas marcas. 

De esta comparativa surgieron evidencias de que la empresa se estaba quedando anticuada y que la falta de innovación y modernización les estaba afectando. Esto les ayudó a reaccionar rápidamente, establecer nuevos objetivos y KPIs, y volver a ser competitivos en la industria. 

Comparar estándares de calidad

El Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, identificó una alta tasa de disconformidad en sus pacientes respecto a la atención del personal médico. A su vez, desde hacía un tiempo estaban notando un aumento en los casos de infecciones intrahospitalarias. 

Para mejorar estos puntos, decidieron realizar un benchmarking competitivo tomando como referencia los estándares nacionales de salud, tanto en calidad de atención como en seguridad de los pacientes. Este análisis les hizo darse cuenta de que era necesario formar a los médicos y enfermeras sobre ciertos temas vinculados con el bienestar del paciente. 

La capacidad de compararse con los estándares nacionales de calidad y seguridad, ha sido clave para generar una transformación que se vio reflejada en la reducción del 85% de infecciones durante 3 años seguidos, lo que les hizo ahorrar unos 14 millones de dólares.

Sin duda el benchmarking ofrece innumerables ventajas para las organizaciones, ya que les ayuda a innovar, mejorar y a mantenerse competitivas en el mercado. Para que estos procesos comparativos sean exitosos es indispensable contar con una herramienta como Witei que permita recolectar y analizar grandes volúmenes de datos que serán utilizados para proponer mejoras constantes en la compañía.

WIT - TOFU - Guía de Marketing Digital - CTA Post

¿Te ha gustado este artículo?

Entonces déjanos tu correo para enviarte el próximo y ser el primero en leerlo. Nunca más de 1 email a la semana.

Compartir en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¡Sigue aprendiendo!