favicon witei

Compromiso laboral

El sueño de cualquier compañía es contar con empleados comprometidos. Pero, las empresas han de ser conscientes de que para conseguir ese compromiso laboral, se ha de comenzar por los cimientos de ellas mismas. Se han de generar unos valores propios y hacia el empleado que te permitan trabajar sobre ello y así conseguir el objetivo buscado, contar con una plantilla orgullosa de pertenecer a esa empresa.

¿Qué es el compromiso laboral?

El compromiso laboral puede definirse como la vinculación que consigue generar una empresa respecto a su empleados, es un vínculo emocional, persigue un beneficio mutuo a través de una actitud proactiva por ambas parte para mantener y mejorar la calidad de vida y trabajo de las partes a largo plazo.

Con este concepto se deja de lado el concepto individualista de la propia motivación, dando paso a un sentimiento de pertenencia de grupo, en este caso la empresa, la cual reúne una serie de valores como organización de los cuales el trabajador se siente orgulloso de pertenecer. 

Beneficios del compromiso laboral

Los beneficios de generar compromiso laboral en la empresa, se han de analizar en dos bloques diferentes, uno pertenece a la parte del empleado y otro a la empresa.

Empleado: se consigue una visión en el empleado hacia el proyecto global de la compañía, un sentimiento de orgullo de pertenencia generado por los valores difundidos por la empresa así como un sentimiento de felicidad general. Los beneficios más específicos para el personal de la compañía son orgullo por la consecución de objetivos de la empresa o el resto de equipos de trabajo, esfuerzo por conseguir los objetivos no individuales si no de equipo, etc. 

Empresa: mejor visión como marca empleadora, aumento de la productividad y mayor esfuerzo y apoyo en momentos claves o picos de producción. Mejora en la atención al cliente.

Aún dicho lo anterior, podemos resumir los beneficios en los siguientes puntos:

  1. Mejora de la reputación de la compañía como marca empleadora.
  2. Búsqueda del éxito global de la empresa.
  3. Aumento del rendimiento cuando se requiere por iniciativa propia del empleado.
  4. Mayor retención del trabajador. Y por tanto, reducción en costes de selección y formación. Especialización de empleados gracias a una plantilla experimentada así como aumento de la productividad de equipos.
  5. Interés por la búsqueda de soluciones que mejoren los procesos.
  6. Reducción del absentismo.
  7. Incremento en la satisfacción del cliente.

Hay que tener claro, que es una carrera de fondo, un trabajo por parte de la empresa con resultados a largo plazo pero que el resultado merece mucho la pena. Se han de crear unos buenos cimientos para que toda esta estructura se sustente con el tiempo.

Técnicas para aumentar el compromiso laboral

Cultura organizacional

Fomentar la cultura y valores de la empresa y no dejar de promoverlos a lo largo de toda la vida del empleado, no solo en la fase de reclutamiento. 

Crear valores de los que uno se sienta orgulloso

Un ejemplo de esto sería, ser una empresa socialmente responsable con el medio ambiente, la cual genera un impacto positivo en la sociedad, sostenibilidad e innovación social.

Implementar objetivos de liderazgo por valores

Definir dos o tres valores intrínsecos de la empresa. Estos son los que guiarán las acciones y forma de ser de la compañía. Se han de comprometer a seguirlos tanto los líderes de equipo como la dirección.

Alimentar a la compañía de un propósito

Así conseguirás guiar a los trabajadores a que se enfoquen, no tanto en lo que hacen si no en la razón por lo que lo están haciendo. 

Recordar a los empleados porque su trabajo es importante

Manteniendo el enfoque del trabajador en la importancia de su función y como ayuda con su contribución en la empresa.

No olvidar el reconocimiento por el trabajo bien realizado. Para ello, se pueden crear concursos que además de reconocer el trabajo, pueden resultar divertidos y crear colaboración con el resto de miembros de la empresa, como por ejemplo “Empleado del mes”.

Actitud positiva

Es importante fomentar una actitud positiva, la proactividad y la participación en las actividades y proyectos de la empresa. Hay que trabajar la motivación del equipo para conseguir generar vínculos y mejorar el ambiente de trabajo.

Comunicación fluida

Contar con un buen sistema de comunicación dentro de la empresa es de vital importancia para saber qué es lo que ocurre dentro de los equipos y así adelantarnos a los imprevistos. Además los empleados se sienten escuchados y saben que la empresa se preocupa por su bienestar. 

Una buena técnica de comunicación entre los empleados y los equipos de recursos humanos en la realización de One on One a lo largo del año.

Colaboración entre equipos

Generar intercambio de relaciones laborales entre diversos miembros de diferentes equipos para un proyecto común, creando así brainstorming o también denominado lluvia de ideas. 

Esta colaboración está demostrada que aumenta la productividad y motivación de los trabajadores.

Divertirse

Al igual que el punto de mayor importancia dentro de un puesto de trabajo es sacar tus objetivos diarios adelante, relajarse y divertirse con el resto de compañeros, ayuda a reducir el estrés y mejorar el compañerismo, algo que al final se ve reflejado en los resultados.

Existen un montón de actividades de team building para conseguir esto, por ejemplo tener una tarde de juegos de mesa, bolos, rutas, ir a un monólogo o tomar algo son algunas de las actividades que pueden realizarse para conseguir desconectar y mejorar los vínculos entre los empleados.

Siguiendo con el primer punto mencionado, se pueden realizar voluntariados o actividades benéficas. 

Aclarar metas y responsabilidades

Es importante que cada trabajador sepa cuales son sus objetivos a conseguir a corto/medio y largo plazo, así como conocer hasta donde se extienden sus responsabilidades para estar seguro en la realización de su trabajo. 

Una buena técnica para definirlo sería los OKRs

Transparencia

Para conseguir ese compromiso total del empleado, se requiere de transparencia por parte de la compañía, para así eliminar ese sentimiento de engaño u “ocultismo” que muchos trabajadores tienen en sus empresas. Para ello, lo mejor es compartir/publicar las cifras de negocio. De esta forma los empleados estarán tranquilos, y no porque un negocio vaya bien, un trabajador se esforzará menos. 

Una plantilla comprometida siempre querrá que la empresa a la que pertenece cada día vaya mejor, al fin y al cabo, si la empresa va bien, ellos pueden seguir creciendo, mejorando y por tanto, también les irá bien.

Formación

Aportar por el futuro de cada uno de los trabajadores, así como motivarlos para seguir creciendo, es un beneficio que ambas partes verán devuelto. 

Muchas compañías opinan que nos les merece invertir en la formación de sus empleados para que se marchen a otras compañías. Esta idea está mal planteada de principio a fin. Al final hay que invertir en formación para conseguir empleados más capacitados, que puedan desarrollar mejores resultados y obtener equipos de alto rendimiento, que conocen la empresa por su tiempo de experiencia, que saben cómo trabajar con el resto de empleados y que cada día están mejor capacitados para desarrollar su trabajo. 

En Witei siempre estamos buscando mejorar y que cada uno de los miembros que componen Witei se sientan orgullosos de la empresa a la que pertenecen.

Si te gusta lo que has leído y crees en los valores que difundimos, así como seguir desarrollándote profesionalmente, ¡inscríbete en nuestra career page!

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¡Sigue aprendiendo!