favicon witei

Tipos de contratos laborales

El contrato laboral es el documento que corrobora una relación laboral entre empresa y trabajador. Dentro de este, se han de concretar las diferentes condiciones laborales establecidas del trabajador dentro de la empresa como el salario, duración, jornada y demás cláusulas específicas de la relación laboral.

A continuación encontrarás y podrás descargas las plantillas para cada tipo de contrato.

Cada contrato tendrá un periodo de prueba correspondiente, se suelen establecer por acuerdo entre ambas partes de la relación laboral, aunque existen unos límites que han de respetarse para que el contrato no pueda declararse nulo.

Estos son:

  1. Se ha de reflejar en el contrato de trabajo.
  2. No podrá ser superior al establecido en el Estatuto de los Trabajadores o en el Convenio Colectivo aplicable. 

Contratos indefinidos

Los contratos indefinidos son aquellos que se establecen a lo largo del tiempo sin límite temporal.

En cuanto a la jornada de trabajo puede ser a jornada completa o parcial. 

Contrato indefinido ordinario

El contrato indefinido es aquel que no cuenta con una duración determinada. Es decir, no se establece un límite de tiempo para la prestación del trabajo en la empresa. 

Este contrato laboral puede ser verbal o escrito, aunque siempre se recomienda que sea por escrito y así asegurarnos que se atiene a la legalidad vigente. En caso de no realizarse por escrito, se entenderá que el contrato es por tiempo indefinido y a jornada completa. Así pues, la ley establece que “todo contrato se considerará celebrado indefinidamente y a tiempo completo a menos que se demuestre la naturaleza temporal o a tiempo parcial de los servicios” y que “los contratos celebrados mediante fraude y los contratos de duración indeterminada que superen la duración máxima de la contratación temporal se considerarán también contratos de duración indeterminada”.

Descarga modelo de contrato laboral de trabajo indefinido

Contrato Indefinido para Personas con Discapacidad

Para acceder a este tipo de contrato, el trabajador ha de tener reconocida por el Organismo competente una discapacidad con un grado igual o superior al 33%.  Además debe estar suscrito al Servicio Público de Empleo. 

Este tipo de contratos son bonificados, la bonificación aplicable es la siguiente:

Trabajadores sin discapacidad severaHombresMujeres
Menores de 45 años4.500 €/año5.350 €/año
Mayores de 45 años5.700 €/año5.700 €/año
Trabajadores con discapacidad severaHombresMujeres
Menores de 45 años5.100 €/año5.950 €/año
Mayores de 45 años6.300 €/año6.300 €/año
*Esta tabla refleja los incentivos recibidos por contratos a tiempo completo, si son jornada parcial, se reducirá proporcionalmente.

Contrato fijo-discontinuo

Es un tipo de contrato laboral sin una duración determinada. Se utiliza para aquellas situaciones en las que el empresario, necesita cubrir un puesto de trabajo durante una temporada de tiempo determinado, durante todos los años. Por lo tanto, la actividad no se desarrolla durante todo el año, pero si es recurrente a lo largo de los años. Por eso, se puede afirmar que es un contrato fijo pero discontinuo en el tiempo. Un ejemplo de este caso sería el contrato de un socorrista que todos los años trabaja para la misma empresa pero solo durante los meses de verano. 

Contratos temporales

Son aquellos contratos laborales que tienen por objetivo establecer una relación laboral por un tiempo determinado para la prestación de los servicios. 

Este podrá celebrarse a jornada completa o parcial, siempre de forma escrita a excepción de los contratos que se celebren de forma eventual por circunstancias de la producción a jornada completa, siempre y cuando dicha duración sea inferior a cuatro semanas. 

En los contratos temporales se ha de reflejar el número de horas que se realizan, la retribución y el motivo de la contratación.

Descarga el modelo de contrato laboral de trabajo temporal

Se puede establecer un máximo de dos prórrogas a los contratos temporales.

Descarga el modelo de prórroga de contrato de trabajo temporal

Contrato eventual por circunstancias de la producción

Este tipo de contrato laboral tiene una duración máxima de seis meses dentro de un mismo año. Se realiza en aquellos periodos de tiempo en los que la empresa necesita un extra de producción de forma temporal debido a situaciones no previstas. 

Contrato por obra o servicio

La duración de este tipo de contratos no está determinada, esto es debido a que se establece cuando la empresa requiere realizar una obra o servicio diferente a la actividad propia de la misma y no tiene un proyecto con fecha fin, aunque no pueden extenderse en el tiempo más de 3 años.

Este contrato se puede establecer tanto a tiempo parcial como completo.

En el momento que la relación contractual finalice, la empresa ha de pagar al trabajador una cuantía equivalente a doce días de salario por año de trabajo en concepto de indemnización. 

Contrato de relevo

Este contrato se establece cuando se requiere cubrir una vacante por tiempo determinado dentro de una empresa, debido a que el empleado actual disfruta de una reducción de jornada por jubilación parcial. Así, el contrato realizado que se utiliza para cubrir la otra parte restante de la jornada del trabajador con jubilación parcial, es el contrato de relevo. 

Los requisitos de la Ley de Seguridad Social para la realización de este tipo de contratos son los siguientes: 

  1. Reducción de la jornada laboral mínimo del 25% y máximo del 50% pudiendo llegar al 75% de la jornada laboral para los supuestos en el que el trabajador relevista sea contratado con un contrato indefinido y a jornada completa.
  2. Tener cumplida la edad de sesenta y cinco años o de sesenta y tres cuando se acrediten treinta y seis años y seis meses de cotización. En el supuesto de personas con discapacidad en grado igual o superior al 33%, el período de cotización exigido será de veinticinco años.
  3. Acreditar un periodo de antigüedad en la empresa de, al menos, seis años inmediatamente anteriores a la fecha de jubilación parcial. 

Contrato de interinidad

Este contrato laboral se realiza con el fin de cubrir el puesto de trabajo de una persona de forma temporal. La duración de dicho contrato en la mayoría de los casos es indeterminada, se establecerá a lo largo de la ausencia del trabajador a sustituir. Un claro ejemplo de este tipo de contratos es para sustituir una baja por maternidad/paternidad, una excedencia o incluso una baja médica de larga duración. 

Contratos formativos

Estos contratos se establecen con personas que no tienen una amplia experiencia con el fin de formarlos dentro de la compañía. 

Contrato para la formación y aprendizaje

El fin de este tipo de contrato laboral es el favorecimiento de la inserción laboral y la formación de personas jóvenes, en concreto las personas mayores de 16 años y menores de 25 años. Aunque este límite de edad no se aplica cuando el trabajador es una persona discapacitada o pertenece a un grupo de riesgo de exclusión social. 

El periodo de actividad laboral se alternará con la acción formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo. El tiempo de trabajo no podrá superar el 75% a lo largo del primer año, ni el 85% en el segundo y tercer año. Además, hay que tener en cuenta que las horas extraordinarias, horas nocturnas o trabajo por turnos no se contemplan en este contrato. 

La duración mínima es de un año sin llegar a superar el máximo de tres años. 

Descarga el modelo de contrato laboral para la formación y aprendizaje

Contrato en prácticas

El contrato laboral en prácticas, tiene el fin de contratar a una persona para adquirir experiencia profesional adecuada al nivel de estudios cursado.

Es un requisito indispensable que la persona contratada con este tipo de contrato ha de tener un título universitario o de formación profesional de grado superior o medio o  títulos oficialmente reconocidos como equivalentes.

La retribución en estos contratos, viene determinada en los convenios colectivos de cada empresa, sin caber la posibilidad de que la remuneración ofertada al empleado sea inferior al 75% del salario de un trabajador del mismo puesto de trabajo con otro tipo de contrato. 

Descarga el modelo de contrato laboral en prácticas

Al igual que las empresas cuentan con un CRM para la gestión y obtención de sus clientes, para llevar un buen registro de los diferentes contratos de los empleados de una empresa, lo ideal es contar con un software de personal, en el cual puedas registrar toda la información relevante de cada empleado.

Si te gusta lo que has leído y crees en los valores que difundimos, así como seguir desarrollándote profesionalmente, ¡inscríbete en nuestra career page!

¿Te ha gustado este artículo?

Entonces déjanos tu correo para enviarte el próximo y ser el primero en leerlo. Nunca más de 1 email a la semana.

Compartir en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¡Sigue aprendiendo!