favicon witei

Superando el periodo de prueba de una empresa

¿Cuántas veces has llegado nuevo a una empresa y no sabías si lo estabas haciendo bien o no? ¿O si estabas adecuándose a la forma de proceder? Sentirte seguro en los primeros meses en un nuevo puesto de trabajo es un factor de gran importancia para superar el periodo de prueba. 

La primera fase de formación del candidato,  en la que se centra este periodo de tiempo, puede variar mucho según la compañía. Existen algunas que son como una última fase del proceso de selección, en la que se pone a prueba al empleado constantemente y otras en las que simplemente se centran en que la persona absorba lo mejor posible todos los conocimientos necesarios para desarrollar sus funciones sin dificultad. Pero… ¿realizar bien las funciones del puesto de trabajo es el único requisito para la aseguración de este? La respuesta es no. Este es un requisito indispensable para superar el periodo de prueba ya que toda empresa cuando contrata a alguien espera que realice bien su trabajo. Aunque como hemos mencionado, no es el único. Existe una serie de factores que en su conjunto determinan si un candidato ha superado el periodo de prueba con éxito.

Claves para la superar el periodo de prueba

  1. Implicación. El fin más deseado por las empresas es que sus empleados se sientan implicados en el proyecto que realizan porque al final esto se traduce en compromiso. Por ello, has de mostrar interés no solo por tu puesto de trabajo y las funciones que vas a desarrollar, si no por el proyecto global de la compañía.
  2. Interés por tu rendimiento. No esperes a que te den feedback sobre tu trabajo ya sea positivo o negativo. Es bueno que el empleado al cabo de las semanas muestre interés por cómo se está desarrollando y pregunte sobre que puede mejorar. Con este acto demostraras que te importa tu puesto de trabajo y que tienes afán de superación queriendo mejorar e informándote sobre tu desempeño.
  3. Integración. Es importante que te relaciones con los que van a ser tus compañeros. Escucha, presta atención a los detalles. Esto te vendrá bien para analizar y saber con quien puedes tener más afinidad, no solo en las relaciones sociales si no a la hora de trabajar en equipo. 
  4. Puntualidad. Esfuérzate por llegar puntual ya sea en la entrada al puesto de trabajo (en caso de no disponer de flexibilidad horaria) como en una reunión que tengas programada. Ser puntual denota que le das la importancia requerida a tu puesto de trabajo, al tiempo como concepto general y lo más importante, compañerismo y trabajo en equipo. Ya que, si llegas tarde puede afectar al resto de miembros de tu equipo teniendo que encargarse ellos de tus tareas o perder tiempo esperando en una reunión pudiendo dedicarlo a otras funciones.

Responsabilidad. Asume las responsabilidades que conlleva tu puesto de trabajo. A todos nos gusta que podamos desarrollarnos y crecer, obtener mayores responsabilidades, pero para eso hay que demostrar previamente que se está preparado. Para ello, deberás de empezar admitiendo tus errores y afrontarlos, proponiendo soluciones alternativas, a nadie lo despiden por cometer pequeños errores.

Por regla general una persona sabe en su primera semana de trabajo si la empresa encaja o no con ella. Esto no solo es parte de la imagen de los líderes, sino de cómo hablan los compañeros, del ambiente de trabajo que hay, etc.

Por ello, al igual que la empresa evalúa tu desarrollo durante los primeros meses tras tu incorporación, es importante que tú hagas lo mismo de cara a la empresa. 

Estamos hablando de analizar si los valores, la forma de trabajo y la cultura encajan contigo. Cuando nos cambiamos de empleo, pensamos mantener ese trabajo por una larga temporada. No tiene sentido trabajar todos los días en una empresa donde no estás agusto con lo que haces, con los compañeros o los valores. 

También es importante que prestes atención a las posibilidades de desarrollo laboral, ya que esto determinará la duración de tu trayectoria en esta. 

El periodo de prueba, al fin y al cabo no está dirigido única y exclusivamente a la evaluación del empleado, si no que es un análisis mutuo donde se ha de demostrar por ambas partes, una serie de factores que hagan que esa relación sea satisfactoria y fructífera a lo largo del tiempo.

Si quieres conocernos más, adéntrate en Witei, averiguarás nuestros equipos, misión, cultura, valores y beneficios con los que contamos. 

¿Te ha gustado este artículo?

Entonces déjanos tu correo para enviarte el próximo y ser el primero en leerlo. Nunca más de 1 email a la semana.

Compartir en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¡Sigue aprendiendo!